martes, 27 de diciembre de 2011

Fed/Zorki: La Leica del Pueblo

Zorki S / Зоркий C

Si has leído mi artículo sobre cámaras telemétricas, en el que explicaba sus ventajas respecto a las réflex, es probable que te haya trasmitido mi deseo insatisfecho de adquirir una de estas cámaras. Si es así, no desesperes: en la siguiente entrada descubrirás que un buen sistema de cámaras telemétricas con lentes intercambiables está al nivel de cualquier bolsillo... si bien es cierto que con el sacrificio de todas las funciones automáticas o semiautomáticas.

Estamos en los años 30 del pasado siglo. Decenas de miles de fotógrafos salivan por una Leica alemana, posiblemente la cámara portátil más avanzada de la época. Multitud de naciones, conscientes de su inferioridad en tecnología fotográfica, intentan copiar estos diseños. Es en la recién creada Unión Soviética donde el éxito se presenta más temprano: tan pronto como en 1934, un antiguo orfanato convertido en la comuna de trabajo FED (en honor a Феликс Эдмундович Дзержинский, fundador de la Cheka) comienza a producir "Leicas rusas" en grandes cantidades. Debido a los retrasos que sufría la fábrica FED por culpa de la destrucción causada por la guerra, en 1948 se autorizó a una segunda fábrica (KMZ, Красногорский механический завод, cerca de Moscú) la producción de diseños de FED bajo la marca Zorki.

La producción de estas fábricas pudo alcanzar fácilmente el millón de estas copias tempranas de la Leica II. Un hito espectacular, sobre todo considerando que la producción de Leica II sólo alcanzó 53 000 unidades y que en total, Leica sólo produjo 800 000 cámaras con la montura de rosca de la Leica II. Pronto se convirtieron en un medio para proveer a una parte importante de la población soviética de cámaras de gran calidad, además de una alternativa económica muy codiciada en Occidente a la carísima Leica.

Pero lo que al principio era una mera copia pronto se convirtió en la base sobre la que innovar. En 1955 se introdujo la muy diferente FED-2 (1 632 600 unidades), con mayor base en el telémetro y visor único.  KMZ, por su parte, desarrolló la Zorki S (sincronizable con flash, primera imagen de la entrada), Zorki 2 (con temporizador) y la Zorki 2C (temporizador y sincronizable con flash), de las que fueron producidas cerca de un total de 700 000 unidades. Seguirían versiones más avanzadas, como la Zorki 4/4K y la FED-3, ambas con una producción cercana al par de millones y, particularmente la primera, un notable éxito exportador.

Junto a estas cámaras se produjeron multitud de objetivos, compatibles en general tanto con todas las cámaras que hemos comentado, como con las Leica de montura de rosca. Objetivos normales como el colapsable Industar-22 50mm f3.5, Júpiter-8 50mm f2 o el Industar 61 L/D 55mm 2.8 tienen una calidad comparable a los equivalentes Leica por un precio no muy superior a 20€ en el mercado de segunda mano. El Júpiter-12 35mm 2.8 (una copia del magnífico Zeiss Biogon) es un objetivo gran angular relativamente asequible. Algo más caro (aunque, en todo caso, varias veces menos que sus equivalentes Leica) puede resultar conseguir la lente normal rápida Júpiter-3 50mm 1.5, o un Júpiter-9 85mm f2. La mayor parte de estos objetivos toman filtros de 40.5mm, que se pueden comprar nuevos en la actualidad.

Todas las cámaras mencionadas tienen un funcionamiento completamente mecánico, sin nigún tipo de batería, lo que las convierte en máquinas muy fáciles de reparar. No hay medidor de luz, que se tiene que adquirir separadamente. El enfoque, como hemos comentado, se realiza a través de un sistema telemétrico. El visor muestra el campo de un objetivo de 50mm, y si se usan objetivos diferentes se requieren visores extra. Una opción es adquirir un visor universal como el que se puede ver a la izquierda de estas líneas (fuente).

Personalmente encuentro mi Zorki S una máquina muy fácil de manejar. Acababa de pasar una revisión, limpieza y lubricación (CLA), y sus cortinas de tela fueron sustituidas por otras completamente nuevas, algo muy a tener en cuenta antes de comprar una cámara con casi 60 años. El visor es claro (no tan luminoso como el de mi Nikon FM, pero más que el de mi Nikon D90), y el telémetro muy sencillo de utilizar durante el enfoque. He tenido algunos problemas con el error de paralaje, aunque espero solucionarlos con algo de práctica.

Creo que el sistema Zorki/FED con montura leica de rosca es muy competitivo como sistema telemétrico. La gran producción de estas cámaras, y su funcionamiento puramente mecánico, hace que sean muy fácilmente reparables. La multitud de objetivos y complementos baratos y de calidad disponibles, y la casi completa compatibilidad con sistemas de otros fabricantes, hace sencilla la ampliación.

Fuentes: 1, 2, 3, 4

Bibliografía: Princelle, Jean Loup - The Authentic Guide To Russian And Soviet Cameras, (link al producto en amazon.es)


Relacionado: La Zorki-Yura, una cámara-homenaje a Yuri Gagarin

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada